lunes, 5 de octubre de 2015

Otoño en Turquesa y Marrón.

Otoño en Turquesa y Marrón.

Muy buenos días!!
Comenzamos la semana con estos dos colores mágicos si has oído bien,así que te doy las claves por si estás pensando en darle a tu salón un cambio y eres amante de lo retro como yo,ahi vamos:

El azul, es un color que se identifica con la calma y la relajación, un ambiente en el que esta paleta predomina adquiere una sensación de serenidad y tranquilidad, por esta razón es muy recomendable para habitaciones de la casa dedicadas al descanso, como es el dormitorio.

Los tonos marrones ofrecen calidez y aportan un efecto de confort a los ambientes. También presenta una extensa diversidad de tonalidades, suaves y delicadas hasta profundas y más intensas como el chocolate.

Entre la mezcla de azules y marrones se pueden utilizar colores crudos para matizar y suavizar ciertos contrastes. Se pueden incorporar en complementos, como alfombras, en pinturas de muros o en papel pintado, o en tapicería de muebles, por ejemplo.

El azul es un color frío, opciones como el turquesa ofrecen una apariencia fresca, alegre y luminosa, mientras que el marrón es un neutro, que tiende a crear atmósferas cálidas. Con ellos se consigue una fusión perfecta, ambientes equilibrados, y donde además introduciendo pinceladas de otros tonos como verde o amarillo, es posible crear un salón con una decoración dinámica y con personalidad.